Nadie sabe

Imagen del Ciavin, en Aranda de DueroEstuvimos el día 19 de Septiembre en la Oficina de Información y Turismo de Aranda de Duero; sufrimos la “atención” de una señorita que parecía enojada por tener que estar trabajando durante las fiestas de Aranda. Nos soltó, con un “pasen ahí abajo” a una salita con algunas maquetas. Esperamos durante un rato y al ver que no venía nadie volvimos para preguntar si el CIAVIN era aquello. Esta señorita empezó a darnos voces sin acertar a explicar si eso era el CIAVIN o no (si que lo era) pero sí acertó a vociferar que estaban en fiestas, que estaba sola y que no se podían visitar las bodegas y con un “yo que quieres que te diga” nos fuimos con la cabeza baja sin entender muy bien que nos había pasado.

Ciertamente no estamos acostumbrados a que nos traten así; así que ese CIAVIN no se lo recomiendo a nadie. Mejor ir al Museo del vino de Peñafiel, situado dentro de su hermoso castillo donde uno se entera perfectamente de como se elabora el vino y de toda su cultura desde tiempos remotos hasta la actualidad y te tratan como a personas. También recomiendo una escapada hasta un pueblecito llamado La Vid para visitar su Monasterio y la bodega el Lagar de Isilla donde te atienden muy bien (como a personas) y hay catas de vino.
Otro ejemplo es el Mesón de la Villa de Aranda para tomar unas raciones y un vinito, y donde también te tratan como debe ser (como a personas). 
Y otra recomendación el Area de Servicio de Tudanca y el personal del Hotel y del restaurante que te tratan excelentemente (vamos, debe ser, como a personas).
Todo excelente salvo el CIAVIN y la señorita de la Oficina de Turismo
 
Saludos  
Fernando Moreno