Maridaje de vinos con recetas ligeras después de los excesos

Cerca de un mes después de las fiestas navideñas, vemos cómo los excesos han hecho estragos en nuestra forma física y nuestra salud, en algunos casos, y es tiempo de buenos propósitos. Comer ligero pero teniendo en cuenta el maridaje de vinos es uno de ellos. Porque podemos cuidarnos y no por ello dejar de saborear los deliciosos caldos que producen las bodegas de nuestro país. Porque una copa de buen vino, tomada con medida, es un hábito saludable. En este post queremos animaros a no tirar la toalla en vuestra intención de comer más sano y ligero, y para ello os proponemos tres platos y su correspondiente maridaje de vinos. ¡Manos a la obra! o mejor, ¡a la cocina!

Maridaje de vinos blancos, rosados y tintos jóvenes

En España contamos con una amplia oferta de vinos suaves y ligeros, un tipo de vino que combina perfectamente con alimentos menos grasos, verduras, pescado, carnes blancas y quesos semicurados y frescos. El maridaje de vinos con este tipo de recetas más digestivas, sanas y depurativas que los platos que acostumbramos a tomar en Navidad, tiene como aliados a los vinos blancos, los rosados o los tintos jóvenes. A continuación os recomendamos vinos de dos regiones: Alicante y Galicia. 

  • Martín Codax.  Respetando al máximo en su proceso de producción su pureza varietal y la esencia tradicional de los vinos originarios de Valle de Salnés, esta bodega de la localidad de Cambados, en Pontevedra, elabora sus vinos con uva 100% Albariño. De Martín Codax recomendamos para un maridaje de vinos con comida ligera el Lías, elegido Mejor Vino Blanco (sin barrica) de España 2017. Un premio que otorga la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV). 
  • Agro de Bazán. Las bodegas sitas también en Pontevedra, Agro de Bazán, es un proyecto iniciado en 1980 en la finca de Tremoedo (Vilanova de Arousa). Allí se llevó a cabo una científica plantación de uva albariña que pronto pasó a ser modelo y ejemplo a seguir para muchas explotaciones agrarias de la zona. Su vino más conocido es el Granbazán Etiqueta Ámbar, elaborado con uvas procedentes de viejos parrales de albariño vendimiados a mano. Un vino blanco muy afrutado, fresco y de cuerpo firme. Resulta ideal para maridar con arroces, mariscos, pescados, o tapas.

vino blanco albariño

Los rosados, espumosos y tintos jóvenes de Alicante

maridaje de vinos espumosos de Alicante

Las famosas bodegas Francisco Gómez, en la alicantina localidad de Villena, destacan por su preocupación por el medio ambiente y su producción ecológica de vinos y aceites de oliva. Sus caldos son perfectos para maridar con platos sencillos y ligeros. En sus barricas puedes encontrar:

  • Vinos espumosos como los “Queen of kings” (Reina de Reyes). Siguiendo el mismo método tradicional de elaboración del Cava, han creado una marca homenaje a la uva Monastrell, la estrella de las variedades con las que se trabaja en la región de Alicante. 
  • Tintos jóvenes como el Vid-A ecológico elaborado con Manastrell y Syrah. Sabroso e intenso, es a la vez fresco y “goloso”, como lo describen en Francisco Gómez. 
  • Rosados como el también Vid-A, Monastrell y Syrah de un atrayente rojo frambuesa, con intensos aromas de grosellas con un toque de violetas. Un vino alegre, fresco y fragante. 

3 Platos ligeros para recuperar la forma

plato ligero de alcachofas

foto: sevilla.abc.es

Ya sabemos con qué tipos de vino se pueden maridar las comidas ligeras para recuperar la forma de cara a la primavera. Ahora solo nos queda proponeros algunos platos que os ayudarán a sentiros menos pesados.

  1. Alcachofas con jamón: Estás de suerte porque es tiempo de alcachofas, una verdura con un alto contenido en hidratos de carbono y fibra, lo que la hace muy saciante y que favorece el tránsito intestinal. Una receta muy sencilla que consiste en rehogar el corazón de las alcachofas y los rabos en trocitos, y guisar con abundante vino blanco, para añadirle, al final, taquitos de jamón ibérico. Este plato combina bien con un tinto joven, gracias al toque de jamón. 
  2. Besugo a la plancha: un besugo limpio de espinas y cocinado a la plancha (para reducir su valor calórico), es perfecto para digerir bien, conservar la línea y maridar con un vino blanco o rosado. Como guarnición se puede acompañar de alguna verdura de temporada, como los cardos, que se pueden cocinar en su salsa. El cardo tiene un sabor un tanto amargo, debido a la cinarina, una sustancia con propiedades terapéuticas para el hígado. ¡Perfecto para limpiar los excesos!
  3. Arroz marinero: no solo es sano y poco graso, sino que nos recuerda a las vacaciones de verano en la costa, y traslada nuestro paladar a momentos placenteros lejos del crudo invierno. El arroz marinero es un clásico mediterráneo apto para un variado maridaje de vinos que va desde los blancos secos hasta los rosados y los espumosos. Una forma sencilla de prepararlo es con sepia, almejas y cigalas (aquí puedes ver una receta). 

Con todas estas propuestas ya puedes empezar a comer más suave este mes de febrero. Sabemos que los buenos propósitos se piensan el 1 de enero, ¡pero no se ponen en marcha hasta marzo! Así que tienes un mes para comenzar a cumplirlos, y seguro que el acompañamiento vinícola es una motivación para cualquier dieta depurativa. pero recuerda, ¡el vino siempre con moderación!