Entrevista del mes: Finca Antigua

A estas alturas del año todas las bodegas están inmersas en la actividad frenética de la vendimia y es una gran oportunidad para visitarlas, para comprobar en situ el trabajo del campo y conocer de primera mano el amor y la pasión con la que recogen el preciado fruto.

En nuestro apartado de «La Entrevista del Mes» de septiembre hablamos con Rosa Martín de Finca Antigua, una bodega perteneciente al Grupo bodeguero Familia Martínez Bujanda con presencia en otras Denominaciones.

Vistas-Generales

La finca de 1000 hectáreas se encuentra situada a unos 900 metros de altitud, disfrutando de temperaturas nocturnas más frescas en los días calurosos de verano. Cuenta con 421 hectáreas de viñedos formadas por Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Viura y Moscatel entre otras muchas variedades.

La bodega es un perfecto ejemplo de arquitectura vanguardista y eficiente. En su interior nos encontramos con las últimas innovaciones tecnológicas, pero siempre respetando el mimo artesanal en la producción. Acero, piedra y cemento son los materiales utilizados para diseñar un espectacular edificio formado por tres grandes cajas, que contrastan con la frescura de la balsa de agua que encierra Finca Antigua.

F.A.-nave-de-barrricas--F.A.-barrel-cellar_620x250

Finca Antigua cuenta también con La Casona, un espacio que es una tienda especializada en vinos y un comedor social preparado para dar comidas y catas con un gran patio manchego, perfecto para encuentros y eventos al aire libre.

CIMG3137_620x250

Hablamos con Rosa Martín, Relaciones Públicas de Finca Antigua:

Foto-Rosa_620x250

– ¿Desde cuando recibís visitas en la bodega?
Finca Antigua se inauguró en el año 2003 y durante varios años, las visitas que se recibían en la bodega eran de clientes o amigos. Fue a partir del año 2007 cuando se abrieron las puertas de la bodega para recibir a enoturistas y desde entonces el número de visitantes no ha parado de crecer.

– ¿Qué distintos tipos de visitantes tenéis?
Recibimos visitas de todo tipo, desde visitantes que vienen a La Mancha a hacer turismo rural, que aprovechan la visita a esta región para ver una bodega, realizar una cata y conocer más de cerca los vinos de la región, hasta personas que vienen de manera exclusiva a conocer Finca Antigua.

– Durante el último año, ¿habéis visto incrementar el número de visitantes?
Desde los comienzos, las visitas han ido año tras año en aumento.
Abrimos Finca Antigua al público general hace siete años, desde entonces el número de visitas ha ido incrementándose cada año de manera considerable.

– Además de las visitas, ¿ofrecéis algún otro tipo de servicio turístico, como cursos de cata, eventos, conciertos, talleres…?
Si. Hemos realizado cursos de cata para grandes aficionados al vino o simplemente a grupos de amigos. Además, organizamos eventos empresariales entorno al mundo del vino como presentaciones de productos, reuniones comerciales o con clientes…

Por otra parte, en Finca Antigua, contamos con una Casona que puede ser utilizada por las personas pertenecientes a nuestro club de barricas, un club en el que los socios, además de disfrutar de un vino exclusivo creado por nuestro enólogo Lauren Rosillo, pueden contar con grandes ventajas y realizar diferentes actividades dentro de la bodega y en la Casona.

– ¿Tenéis algún producto o plan especial para familias con niños?
La entrada de niños es gratuita para menores de 16 años. A ellos les encanta la bodega, todo lo que ven es nuevo y disfrutan del paseo entre viñas. Para nosotros es muy importante que aprendan cosas nuevas y se diviertan, por lo que adaptamos en la medida de lo posible la visita a ellos. Durante la cata, hacemos un concurso de preguntas sobre su experiencia y al final, todos tienen premio.

– ¿Tenéis algún pack especial para enoturistas? ¿En que consiste?
Si, tenemos un pack especial de visita a bodega con cata y consiste en una bienvenida a la bodega y una parada en el mirador con vistas a los viñedos. A continuación, realizamos una ruta guiada por las instalaciones, una cata comentada de 3 vinos y un paseo libre por el viñedo. Para finalizar, entregamos a los enoturistas un obsequio que consiste en una fotografía de la visita y una botella de vino, de esta forma pueden llevarse y conservar una pequeña parte de nosotros.

– ¿Tenéis previsto ampliar vuestra oferta en cuanto a enoturismo?¿En qué sentido?
Las posibilidades que tiene la finca son muchas y cada año intentamos ofrecer algo nuevo al enoturista. Por ejemplo, la primavera pasada, recibimos una visita muy especial de un club de ciclistas. Llegarón hasta Finca Antigua en autobús con sus bicis, y realizaron una ruta en bici de 2 horas por los viñedos y el monte de la finca, con una dificultad media-alta. Después, se cambiaron, visitaron la bodega y disfrutaron de una merecida cata de vinos y comida organizada con un catering en La Casona de Finca Antigua.

– ¿Estáis integrados en la Ruta del Vino?
No

– ¿Vendéis productos propios en la bodega? ¿qué es lo que más se vende? ¿se incrementan las ventas cada año?
Dentro de La Casona, tenemos una tienda donde se pueden adquirir los vinos de Familia Martínez Bujanda. Aunque, sin duda, el que más sorprende a todos es el Moscatel Naturalmente Dulce.

– ¿Tenéis muchos visitantes extranjeros?
Principalmente provienen de América y Europa, nos gusta mucho este tipo de visitas porque con ellos también podemos compartir nuestras costumbres e historia vinícola, y aunque cada vez son más, si lo comparamos con otras denominaciones de origen el número todavía es bajo. Esperamos que siga aumentando año tras año.

– Los turistas que os visitan, sean nacionales o extranjeros, ¿suelen repetir?
Si, de hecho repiten e incluso tripiten con otros amigos o familiares, sin duda son los mejores embajadores de Finca Antigua.

– ¿Qué opinas sobre el enoturismo y su futuro?
El Enoturismo es una nueva forma de negocio en las bodegas, que además nos ayuda a que la gente nos conozca cuando vienen a vernos y que luego se acuerden de nosotros. En todas las visitas damos a catar como mínimo 3 de nuestros vinos, por lo que también nos ayudan a ver de primera mano la reacción de nuestros consumidores en directo, a conocer sus gustos y preferencias. Y es un orgullo ver como les gustan.
Aunque el Enoturismo en general no esta muy consolidado en todas las bodegas, si que está en alza año tras año. El vino está de moda y a todos nos gusta este tipo de experiencias enologicas en la que aprendemos, por ejemplo, como relacionar los sentidos con lo que tenemos en la copa.

Así que ya sabéis, si aún os quedan unos cuantos días de vacaciones para hacer una escapada… os proponemos visitar la vieja Castilla, la tierra de Don Quijote, y conocer Finca Antigua. Seguro que os enamora!!!

Buen viaje enoturistas!!!