Entrevista del mes: Clos Pons

Comenzamos el año en nuestra sección “Entrevista del Mes” hablando con Eduard Pons de Bodega Clos Pons, una bodega familiar y ecológica de la D.O. Costers del Segre.

Clos Pons se encuentra en la comarca de Les Garrigues, al sur de la provincia de Lleida, en las poblaciones de L’Albagés y La Pobla de Cérvoles. Un paisaje repleto de almendros, colinas suaves y olivos, que es el cultivo más extendido en la comarca.

puerta_620x250

La Bodega está ubicada sobre una colina que domina toda la viña. Una construcción que sigue el concepto del “Chateau” francés o del “Estate” americano. Una producción integrada en la que la uva se convierte en vino en el mismo lugar en el que se encuentra la viña. La piedra y la madera están presentes en una nueva construcción que pretende conseguir una integración en el paisaje y un respeto máximo por la naturaleza que lo rodea.

MFP14008-1_620x250

La tierra y el clima son los símbolos de identidad de Clos Pons. Un terreno abrupto con una climatología extrema que confiere rasgos muy característicos en sus vinos.

La pasión y respeto por la tierra, el cuidado y delicadeza en cada una de las fases del proceso de elaboración y las manos experta de su enólogo han consolidado a la bodega como un referente de calidad dentro de la DO Costers del Segre y en el ámbito internacional. Así lo avalan los reconocimientos recibidos por los consumidores y por las instituciones más prestigiosas a nivel mundial.

Eduard-foto_620x250

Hablamos con Eduard Pons, director y propietario de la Bodega Clos Pons:

– ¿Desde cuando recibís visitas en la bodega?

Desde el año 2012, cuando se inauguró la bodega.

– ¿Qué distintos tipos de visitantes tenéis?

Tenemos visitas de profesionales, que son colaboradores o distribuidores, tenemos muchas visitas del consumidor final y por supuesto de enoturistas interesados en la bodega y nuestros vinos.

– Durante el último año, ¿habéis visto incrementar el número de visitantes?

Sí, a pesar de las obras por la ampliación de la bodega, recibimos más visitantes que el año anterior.

– Además de las visitas, ¿ofrecéis algún otro tipo de servicio turístico, como cursos de cata, eventos, conciertos, talleres…?

Por supuesto. Cuidamos mucho a nuestro consumidor y socio del Club de Vinos, así que ofrecemos un amplio abanico de posibilidades enoturisticas.

– ¿Tenéis algún producto o plan especial para familias con niños?

Sí, esta opción esta ahora mismo en fase de desarrollo. Trabajamos para ofrecer talleres para niños y packs combinados para familias.

– ¿Tenéis algún pack especial para enoturistas? ¿En que consiste?

Claro. Tenemos varios “pack experience”, como cata personalizada con aperitivos o cena romántica privada, pero somos muy flexibles. No queremos limitarnos en cuanto a oferta de experiencias, a veces las perfilamos según el gusto de nuestro visitante.

– ¿Tenéis previsto ampliar vuestra oferta en cuanto a enoturismo?¿En qué sentido?

Es una de las apuestas de la bodega en cuanto a gastronomía, hotelería y aventura. Todas ellas siempre basadas en experiencias sensoriales y creadas a partir de sinergias con nuestros colaboradores.

– ¿Estáis integrados en la Ruta del Vino? En caso afirmativo, ¿en que consiste vuestra colaboración?

Sí, formamos parte de la “Ruta del vi de Lleida” y participamos activamente en el programa y sus diferentes eventos.

– ¿Vendéis productos propios en la bodega? ¿qué es lo que más se vende? ¿se incrementan las ventas cada año?

Vendemos toda nuestra gama de vinos. Todos ellos gustan y sorprenden, pero quizás el producto estrella sería el de gama alta. Si notamos un aumento en las ventas, siempre teniendo en cuenta que es el segundo año recibiendo visitas.

– ¿Tenéis muchos visitantes extranjeros?

A nivel profesional tenemos muchos, ya que la bodega exporta a 40 países. A nivel de consumidor la procedencia de los visitantes es más local o regional.

– Los turistas que os visitan, sean nacionales o extranjeros, ¿suelen repetir?

La verdad es que en ese aspecto estamos muy contentos porque es cierto que repiten, no solo para visitar la bodega o catar los vinos sino para vivir otra experiencia diferente. Tenemos una oferta muy atractiva y cuando la conocen la saben valorar.

– ¿Qué opinas sobre el enoturismo y su futuro?

Es el mejor aliado del vino. Nosotros creemos y apostamos firmemente en el enoturismo. Si es cierto que nuestra zona no es tan conocida como destino, por eso tenemos una larga labor por delante.

Es por eso que trabajamos día a día, para consolidarnos, para crear esas sensaciones que tanto gustan a los amantes del vino y visitantes y sobretodo porque tenemos un entorno único e incomparable desconocido aún por mucha gente y queremos que puedan formar parte de ello.

Si tenéis ocasión de conocer esta fantástica tierra, su gastronomía y sus vinos, Clos Pons es una parada obligada… Podéis obtener más información en su web.

032_620x250