Enotecum: ¡Qué grandes sois!

Las cuatro letras que hoy dejo aquí impresas, no están escritas con la cabeza, son fruto del corazón; comprobar, y vivir, una vez más, que este mundo que tanto me apasiona, y me tiene enganchado, el mundo del vino, más allá de consideraciones comerciales e industriales, se mueve de manera emocional, impulsado por latidos del corazón, te aporta aliento, felicidad, para seguir caminando.
El pasado fin de semana me embarqué para conocer las excelencias de Formentera; y nada más atracar en el puerto, me encuentro con una feria organizada en plena playa, en el Restaurante Luzius, en la población de Els Pujols. Más de 30 bodegas, de lo más granado de nuestro país, mostrando sus vinos a los formenterenses (estamos hablando de un censo, en toda la isla, de  X els pujols X enotecum X escandell X formenteunos 9500 habitantes). Bodegas como Roda, Agustí Torelló, Abadal, Luis Cañas, Laus, Marqués de Griñón, el proyecto Vintae… representadas por sus máximos responsables, como podemos apreciar en la foto que acompaña esta nota. Una emocionante forma de empezar un fin de semana en este último reducto de sosiego en medio del Mediterráneo. El responsable de semejante paraíso de Baco: el Sr. Xavier Escandell, y su mano derecha en la isla, Josep Tarrats.

Y la pregunta es: <<muy bien, grandes vinos en un pequeño espacio playero, pero cuál es la parte emocional que despertó ese lado impresionable???>>
Respuesta: No la daré yo, la expresaban, llenos de satisfacción y orgullo, los presentes, los bodegueros: <<estamos aquí, porque Xavier se lo merece; estamos por él, porque es un tío muy grande, que ha luchado y sigue luchando por este mundo del vino, por enseñar las excelencias del vino; se ha dejado la vida para qué  la gente de Ibiza, de Formentera, conozcan grandes vinos, más allá de las tres firmas que acaparan el mercado naciona;, y estamos con él en esta muestra tan diferente, tan cercana, igual que estaremos, el próximo año, en una nueva edición de Viniterraneus, que organiza en Ibiza>>.
Por amistad, por agradecimiento, apoyando a este “quijote” sumiller ibicenco, alineándose con su causa, que no es otra que la causa del buen vino, de mostrar las exquisiteces que hay en nuestro geografía, y hacer que lleguen a cualquier rincón, a cualquier calita recóndita, este grupo de bodegueros ofrecieron lo mejor de sus bodegas. Un encuentro muy íntimo, único, aperitivo de Viniterraneus, 150 bodegas reunidas en Ibiza, que se celebra en el mes de abril de los años impares.