El Somontano Oscense y sus Vinos (Parte I)

Vista general del SomontanoPodríamos tener una imagen visual de lo que puede significar esta ‘Denominación de Origen’ veinteañera, nació en 1984, desde dos puntos geográficos concretos que son el Monasterio del Pueyo, cerca de Barbastro y la Ermita de la Candelera, en Salas Altas. Ambos situados en atalayas naturales desde donde se divisan dos de las señas de identidad de la zona, el viñedo y el Pirineo al fondo (Somontano significa a pie de monte).

En esta zona imperan los varietales de uva foráneos, (Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah, Chardonnay, Guewürtztraminer), sobre los españoles, ampliandose últimamente con la Riesling y la Sauvignon Blanc. Esto parece cuanto menos un elemento diferenciador dentro del panorama español que suele ser al contrario.
Barbastro es su epicentro, sede del Consejo Regulador, pero a diferencia de otros sitios, no se vive un ‘ambiente’ del vino en la calle. Apenas hay una vinoteca en la céntrica Plaza del Coso donde el vino por copa está a precios de Madrid o Barcelona, con un servicio que no invita a disfrutar, ¡una lástima!.

 Entre el 30 de Julio y el 2 de Agosto se celebra allí el ‘Festival Vino del Somontano’, con distintas actividades enogastronómicas muy interesantes, siempre y cuando cojas un programa cerrado entre 3 y 5 días, sino se reduce a una muestra de degustaciones nocturna. En él se incluyen una serie de conciertos enfocados a un público que para nada es el ‘consumidor tipo’ del vino, lo que le resta atractivo.
También resulta algo desilusionante la ‘Ruta del vino de Somontano’, oficializada a través del Ministerio de Agricultura, que se queda en meros carteles expuestos en los establecimientos. Se echa de menos, por ejemplo, menús de degustación con distintos vinos de la zona por copas, información de visitas a bodegas, rutas que inviten a pasar por distintos lugares, etc. Con ello invitamos al viajero a saber más acerca de los vinos de aquí y sorprenderle con una variedad que no se esperaba. ¿Necesitamos recordar que estamos en crisis?.
Entrada al Restaurante de La Posada de LalolaPero no lo duden,  hay sitios con especial encanto; como ejemplo  ‘La Posada de Lalola’ ,en Buera,  donde dan de comer productos genuínos de la zona, y de dormir en una maravillosa casona donde el relax y el buen gusto estan garantizados.

 La expansión de esta zona pocos la preveían. Se empezó con 4 bodegas y ahora hay 33 en tan sólo 25 años, siendo según una reciente encuesta, la tercera D.O. más conocida por los consumidores españoles. No en vano el 70% de la producción va destinada al mercado interior frente a un 30 % para la exportación.
Pero vemos que algo no nos encaja; dos de las bodegas pioneras, Viñas del Vero en 2008 y Bodegas Pirineos en 2007, han recibido sendas inyecciones de dinero que provienen de bodegueros de la zona del marco de Jerez. ¿Se podría decir que los grandes son los que peor lo estan pasando con el descenso del consumo interno o es un acierto de inversor por parte de los jerezanos?.

Mario Canora de Castro