Descubriendo el Condado do Tea

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Espectacular panorámica del viñedo de Marqués de VizhojaDiscurriendo por la margen derecha del rio Miño, a su paso por Galicia, nuestro primer contacto con el vino se produce en la Denominación de Origen Ribeiro; estamos en la provincia de Ourense. Dejando atrás la provincia y continuando nuestro transcurrir por el Miño, llegamos hasta la provincia de Pontevedra; hemos entrado de lleno en la Denominación de Origen Rias Baixas, quizá en la subzona más escondida, pero, más magnética, la subzona do Condado.

En dicha comarca se elabora un vino sedoso y cautivador, fresco y aromático, un vino desconocido pero pasional, un vino seductor, que deja un agradable recuerdo tras su disfrute. El vino de Condado fue lo que me llevó a estas tierras, a descubrirlas; eso y la motivación de descubrir un lugar apacible y tranquilo, sin ruidos, sin distorsiones, un lugar donde disfrutar de la cultura del vino, de su historia y de sus gentes.

Pazo AlmuiñaAlojamiento: Busco un sitio idílico, rodeado de viñedo, con unas vistas que me animen el alma desde primera hora de la mañana y que la calma, la quietud, impere en cada rincón. Pazo Almuiña es el lugar. Tiene palomar, capilla y ciprés, por lo tanto pazo es. Una edificación del siglo XV, con un hórreo interior, para secar la lamprea, un patio donde poder desconectar del ajetreo cotidiano, unas habitaciones acogedoras, sin TV (¡qué gozada!), y una bodega excavada en piedra, subterránea, levantada de bajo del pazo, impresionante, donde la piedra y la madera ponen el contrapunto arquitectónico a los depósitos de aluminio. Y las viñas prácticamente debajo de las ventanas; albariño, treixadura y loureiro, las tres variedades que conforman el vino del Condado.
Pazo Almuiña es parte fundamental de Bodegas Robaliño; una bodega, dos vinos, un albariño y un condado. Liñar de Vides es su albariño, frutal, fresco, elegante y untuoso. Taranis (la personificación del cielo y las tempestades, según la mitología celta) es el nombre de su vino condado; un vino arrebatador, carnoso y goloso, lleno de frutas blancas y sutiles aromas herbáceos.

Pazo Almuiña es nuestro centro de descanso, de sosiego; pero nuestra intención, una vez conocida su bodega, es poder conocer otras tres en este fin de semana que nos hemos escapado hasta estas tierras dominadas por los Concellos de Arbo (donde se encuentra Bodegas Robaliño) y Salvaterra do Miño, hayándose el concello de As Neves, entre ambos.
En el mismo concello de Arbo, pero subiendo empinadas cuestas hacia la parte más montañosa, se encuentra Bodega As Laxas. Hay que recalcar que todo esta comarca son acusadas pendientes que caen hacia el rio Miño, viñas que se precipitan en busca del rio, asomadas en balconadas, en bancales orientados al Sur.
Bodega As LaxasBodega As Laxas es una empresa familiar dedicada al vino desde mediados del siglo XIX; en los últimos tiempos ha sido reconocida su valía por los propios americanos, y uno de sus albariños, Val do Sosego vuela habitualmente con American Airlines, siendo el segundo vino español en subirse a la línea aérea americana. Su línea enológica viene marcada por su albariño, As Laxas en nuestro país, o Val do Sosego, en el exterior,  un vino amarillo pajizo, intenso en aromas y fresco en boca, donde la fruta conjuga su poderío de manera natural con las notas florales.
Su elevada situación hacen de la bodega un sitio placentero para el disfrute del paseo entre viñas, y también para poder degustar, acariciado por el sol, de un espectacular albariño, elaborado a partir de una selección de las uvas de la Finca “O Pucha, “Bágoa do Miño”, la lágrima de la uva, la primera extracción de un ligero prensado, un albariño selecto. Además Bodegas As Laxas también elabora un condado, Condado Laxas, un vino equilibrado y complejo, donde se puede apreciar aromas frutales y un ligero toque cítrico en boca.

Pazo Torre la MoreiraY sin perder el concello de Arbo, nos dirigimos hacia el este, hacia la aldea de Cequeliños; allí se encuentra Pazo la Moreira, una bendición que enamora nada más divisarlo desde la carretera; este pazo es el centro neurálgico de Bodegas Marqués de Vizhoja, una bodega que encierra la pasión, el tesón y la luchas continua por un sueño de Mariano Pelaez, un tabernero de Bouzas, Vigo, que un día soñó con ser bodeguero, y que luchó y se dejó el alma hasta que lo consiguió. Hoy hablamos de un entorno privilegiado, donde las palabras se atrancan en la garganta, se agolpan en los dedos, para poder describirlo. Un sitio de obligada visita. En él, en sus instalaciones, hoy situadas al otro lado de la carretera, se elabora Marqués de Vizhoja, un vino de mesa, libre, sin ataduras, desmarcado de los rigores de los consejos reguladores, que se bebe en más de 25 países, llegando a producirse de él más de millón y medio de botellas. Un vino fino, donde las variedades propias de la comarca, treixadura, albariño y loureiro marcan sus aromas frutales y ese juego bucal entre la fresca acidez y el puntito goloso. Las bodegas tienen otros dos vinos, Torre la Moreira, un albariño seductor y tentador, todo fruta en nariz y persistencia en boca, con un toque mineral embriagador. Y el Señor da Folla Verde, un condado sugerente, marcado por una agujilla llamativa y unos tonos balsámicos que complementan la carga frutal, frutas blancas, de sus aromas.

Después de impregnarme de blancos, albariños y condados, decido poner el broche de oro conociendo la bodega donde se elaboran tintos… en plena Rias Baixas. Bodegas Coto Redondo se encuentra en la parroquia de Rubiós, parroquia integrada en el concello de As Neves, y enclavada en plena pendiente cuyo final es la margen derecha del rio Miño. La motivación primera por dicha bodega, más conocida entre los amantes a esta cultura por su marca comercial, Señorío de Rubiós, son los tintos, conocer un monovarietal de uva sousón, o retinto, propia de la zona, o un vino que hacen con todas las variedades que plantan, Caíño tinto, pedral, mencía y sousón. Nos encontramos con vinos muy frutales, intensos en aromas, glicéricos y muy atractivos; diferentes, si estás acostumbrado al vino tempranillo, pero realmente interesantes.
Bodega Coto Redondo. Señorío de RubiósComo interesantes, o magníficos, son sus blancos. Si los tintos son significativos, los blancos son gloriosos; un condado cítrico, manzana y fruta a raudales, con toques herbáceos muy atractivos, y un albariño agradable, sedoso y con un toque ácido, que le aporta frescor y presencia. Además están empezando a fermentar el vino condado en barrica de madera, con unos resultados simplemente espectaculares.
Una bodega muy joven, apenas cinco años de existencia, pero marcada por un ímpetu arrollador; una bodega funcional, moderna, de fácil acceso, con dos zonas muy diferenciadas: la de trabajo y la de visita y catas, construida bajo la perspectiva local, bajo la rusticidad de la madera y la piedra, logrando unos resultados muy atractivos y positivos.

Nuestro viaje por el Condado do Tea supuso la realización de 2 reportajes para Radio Exterior de España, para el programa “Paisajes y Sabores”; o mejor dicho, un reportaje dividido en dos entregas, por eso del tiempo en la radio. Los reportajes se pueden escuchar en los siguientes enlaces:

Pero más allá de leer estas líneas que aquí he subido, en el blog, o poder escuchar los reportajes, con sus testimonios, sus protagonistas, yo os invito, de corazón, que conozcáis la zona, que os dejéis empapar por sus vinos, sus tierras y su gastronomía. El Condado do Tea es un lugar maravilloso que engancha y se te mente en las entrañas; además de seducir tu copa.