Bodegas Vicente Gandía

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Hoya de Cadenas: Casa Solariega rodeada de viñedosSiglo XIX; 1885. Empieza a escribirse la historia de una bodega, que siglos después, sigue manteniendo el mismo apellido, Gandía. Una bodega, que en pleno siglo XXI puede alardear, entre otras cosas, de ser la mayor bodega valenciana, o de destinar más del 70 % de su producción al mercado exterior.

Bodegas Vicente Gandía nació en Valencia, en El Grao; en 1930 fundaron la bodega de Liria, aunque no fue hasta los primeros años de la década de los 70 cuando empezaron a producir el, por entonces, primer vino embotellado de Valencia. Castillo de Liria se convirtió en el motor de una bodega que a inicio de los noventa adquirió la Finca Hoya de Cadenas. En ella empezaron a elaborar nuevos crianzas, vinos amparados por la DO Utiel-Requena; las bases para la aparición de Ceremonia estaban labradas. Ceremonia fue un vino, no sólo importante para nosotros, sino para toda la región, nos comentaba Javier Gandía, Responsable de Marketing y Corporativo de Bodegas Vicente Gandía en la entrevista realizada en Paisajes y Sabores, de Radio Exterior de España, porque a finales de los 90 se lanzó y causó un impacto tremendo, porque hasta esa fecha no había habido vinos de alta expresión en esta región o vinos que por calidad pudieran competir con los mejores vinos del mundo; y Ceremonia supuso un punto de inflexión, la crítica lo alabó como el mejor vino de nuestra tierra, y a partir el prestigio tanto de la bodega como de la región ha ido para arriba”.

Sobrevolando la Finca Hoya de CadenasBodega Vicente Gandía, una bodega muy comprometida socialmente, que apuesta por el compromiso activo, por la Responsabilidad Social Corporativa que supone “devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad aporta a la empresa”.
En ese sentido ha colaborado en obras de canalización y depuración de aguas en Bapa (Camerún), ha construido un dispensario médico en Benín (África), o colabora con la Confederación Coordinadora de Discapacitados Físicos y Orgánicos de la Comunidad Valenciana para financiar proyectos de integración social y mejora de la calidad de vida de personas con discapacidad física.

Compromiso con la sociedad y apuesta por la diversificación y la profesionalidad del turismo enológico; su convencimiento es tan absoluto que la oferta de actividades que podemos encontrar en Hoya de Cadenas es de las más completas de nuestro país.  Desde las visitas más generales hasta las más específicas, para los amantes de la cultura del vino que quieran conocer en profundidad una bodega que alberga un parque de 15000 barricas de roble y que en sus 250 hectáreas de viñedos podemos dejar volar nuestra mente hacia momentos de agradable deleite.
Sala de barricas situada en la finca Hoya de CadenasY si hablamos de volar, su último proyecto es recorrer los viñedos, contemplar esta maravillosa región en globo, desde las panorámicas son diametralmente opuestas a lo que estamos acostumbrados. Cambiamos nuestra visión parcial, a ras de suelo, por una general, espléndida, a vista de pájaro. Un viaje en globo, copa de cava en pleno vuelo incluida, que terminará donde el Dios Eolo decida poner fin a la aventura; desde el lugar donde hayamos aterrizado, el personal de Hoya de Cadenas nos recoge par llevarnos a comer, a conocer la rica gastronomía de la región, para terminar la jornada conociendo la amplia gama de vinos que se están produciendo en la bodega. Y todo ello sin tener que preocuparnos de nuestros hijos, si es que están realizando el viaje con nosotros, como es mi caso; porque en Hoya de Cadenas, que piensan en todo, han habilitado una zona de guardería espectacular, un lugar para ir disfrutando del mundo vitivinícola desde pequeños.

Bodegas Vicente Gandía y su Finca Hoya de Cadenas es un lugar que se debe conocer y gozar, si nuestro tiempo de ocio nos gusta rellenarlo con actividades enoturísticas, si nuestra pasión por el vino nos ha convertido en amantes de este maravilloso elixir. Nosotros lo conocimos y además quisimos que fueran sus responsables quienes nos lo narrasen: Javier Gandía, como Responsable de Marketing y Fabrizio Pegoraro, como Responsable de Enoturismo. La conversación que mantuvimos con ello la puedes escuchar en el enlace que hay al inicio de este post.