Señorío de Sarría Moscatel 2007


Uva: Moscatel de grano menudo.
Crianza: No tiene.
Bodega: Bodega de Sarria. D.O. Navarra.
Precio: 6,25 €

ELECCIÓN DE: Carlos E. López, Catador y Socio Fundador de la Asociación Grupo de Cata BACO VIVE.

Seleccionar un vino para el mes de Diciembre no podía tener una opción más adecuada que decantarse por un vino dulce. España ha sido siempre una gran productora de vinos dulces; ya los romanos producían uno de pasas que se llamaba “passum”. A pesar de que el vino dulce es uno de los vinos más antiguos y de mayor prestigio en nuestro país, ahora, precisamente cuando su elaboración es más cuidada y su variedad y calidad son muy importantes, por cuestión de modas su consumo es realmente bajo.
Los buenos vinos dulces son exuberantes, seductores y golosos, todo un placer, un perfecto acompañante de un buen postre o incluso un excelente sustituto del mismo. Un vino extraordinariamente apropiado para acompañar las veladas familiares y una acertada alternativa a los espumosos secos a los que últimamente estamos acostumbrados y que tan difícilmente maridan con nuestros dulces navideños.

Actualmente se elaboran  excelentes vinos dulces en casi todas las regiones españolas, blancos y tintos, realizados con uvas como Malvasía, Pedro Ximénez, Monastrell, Garnacha y Moscatel, entre otras muchas. En cualquier caso, un verdadero placer para los sentidos. Vinos que realmente merece la pena ser conocidos y disfrutados debido a su seductora textura, delicado aroma y placentero sabor.

El vino que hemos escogido es un vino dulce natural de una prestigiosa bodega de Navarra: Bodegas de Sarría, S.A., ubicada en pleno Camino de Santiago, en la localidad de Puente la Reina. Ha sido elaborado con uvas de Moscatel de Grano Menudo, obteniendo su dulzor mediante la técnica del apagado natural de la fermentación en el momento exacto que el vino alcanza la concentración de azúcar que se desea; en este caso su contenido de azúcar residual es de 200 gr/l. La moscatel produce vinos perfumados, delicados y equilibrados y éste es sin duda uno de ellos, con potencia y clase pero a la vez lleno de delicadeza y sensualidad en la boca.

De su cata, realizada a 10 grados
, destacamos:
Vista: amarillo dorado pálido, limpio y brillante.
Nariz: Sutil, de media intensidad donde predominan los aromas dulces de miel y naranja caramelizada, orejones, dulce de membrillo y confitura de frutas blancas.
Boca: Sedosa, untuosa, de notable cuerpo y amplitud, con un dulzor de bastante intensidad que es suavemente rectificado por una acertada acidez y una grata amargosidad que prolonga un final de boca goloso de buena persistencia.
En resumen, un vino dulce que aúna las virtudes de los mejores moscateles, sin recatarse un ápice en su golosa expresión. Todo ello, a un precio realmente comedido que ronda los 7 euros en el comercio.
Nuestra puntuación: 8,4

OPINIÓN Y CATA DE: Antonio Rubio, enólogo.

Mmmmm… un vinito dulce en esta época del año (y en que época va mal?). Ideal propuesta para rematar una de las multiples comidas de esta época navideña. En este caso, la propuesta viene de la Bodega de Sarría, uno de los emblemas del vino en Navarra, por historia, calidad y tradición.
Se trata de un vino dulce natural elaborado a partir de la variedad moscatel de grano menudo, mucho más elegante y aromática que la de Alejandría. Para su elaboración, se corta la fermentación antes de que las levaduras consuman todo el azúcar añadiéndole alcohol vínico que las mata. Esta técnica se conoce como encabezado y no hay que confundirla con la elaboración de los vinos naturalmente dulces, donde no se realiza ningún tipo de adicción de alcohol.

De color amarillo pálido con reflejos metálicos, en nariz nos muestra la concentración aromática típica de la variedad, como las flores y la miel. El melocotón maduro se ve equilibrado con un fondo herbáceo marcando la complejidad de la nariz. En boca es dulce, con un paso glicérico y untuoso. De cuerpo medio, su final es goloso y duradero.
Aclarar que además de ser un vino de postre, lo podemos utilizar de aperitivo en armonía con quesos azules y foie. Animaos!!
Nuestra puntuación: 8,4 puntos.

OPINIÓN Y CATA DE: Roberto Jiménez, sumiller del Restaurante -Vinoteca Las Nieves, situado en Alcorcón (Madrid).

Este mes nos encontramos con un vino dulce (¿por qué no se me habrá ocurrido a mí?), y desde el primer sorbo, he de reconocer que nos encontramos ante un vino bueno, muy bueno, sincero, un vino dulce sin las pretensiones de otros de su género, excepcionales, pero imposibles de adquirir por su precio, por lo que sólo los puedes disfrutar cuando te invitan.

Señorío de Sarria Moscatel 2007, es un vino de los que aplaudo vigorosamente la elección, porque se puede apostar por él con rotundidad, por su precio y por su calidad, y por la relación entre estos dos parámetros.
En copa nos encontramos con un vino de color amarillo, pajizo de capa media y de aspecto ligero; un vino expresivo en nariz, donde empezamos a disfrutar de aromas cítricos, combinados con una importante presencia de fruta madura, casi en almíbar, muy elegante, muy aromática, y ligeras connotaciones melosas y florales. Su nariz invita a degustar y disfrutar de este dulce navarro en la boca; y es en este momento donde más sorprende este Moscatel elaborado en el corazón de Valdizarbe, en Puente la Reina. Un paso muy goloso, con una presencia de acidez imprescindible para crear una sensación confortable en el paladar, un vino de ataque intenso y final de boca persistente, muy muy largo, que invita a otro trago, a otra copa (lo que puede llegar a ser un problema debido al pequeño tamaño que tienen las botellas de vino dulce).

Este dulce de Bodega de Sarria será una gran elección para cerrar una comida, pues combinará muy bien  con los postres; pero no desestiméis su elección si disponéis un aperitivo de marisco, esencialmente gambas a la plancha, porque creará un excelente maridaje, igual que si le hacéis compartir mesa con un foie presentado tras un ligero golpe de plancha.
Mi puntuación: 8,5.