Novo Tinto Roble 2005

Uva: 100 % Tempranillo
Bodega: Bodegas Viñas Zamoranas.
DO Tierra de Zamora
Crianza: 8 meses en barricas de roble americano.
Precio: 5,50 €

ELECCIÓN DE: Antonio Rubio, enólogo.

Tras la sugerencia de este vino para nuestro apartado 3 COPAS 1 VINO, no sólo pretendo descubrir un buen vino (el producto es merecedor de ocupar un lugar en esta vitrina climatizada) sino por todo lo que podemos narrar alrededor de este vino. Porque este vino tiene muchas cosas que contar, algo que me facilitará mucho la labor de rellenar estas líneas con algo interesante para leer.

Novo es elaborado en Bodegas Viñas Zamoranas, ubicada en Coreses, provincia de Zamora; y lo primero que hemos de destacar es como una bodega ubicada en Coreses no etiqueta ni bajo la DO Toro ni la DO Tierra de Zamora, si no que se acogen a la genérica Vino de la Tierra de Castilla-León. La explicación es muy sencilla: esta bodega construye el vino partiendo de dos variedades de uvas, tempranillo y Tinta de Toro, que aunque muchos consideran que son la misma, realmente cada una de las Denominaciones separan e identifican, no admitiendo la DO Toro el uso de la tempranillo ni la DO Tierra de Zamora la utilización de la tinta de Toro.
Además y aprovechando que escribimos en un portal de personas amantes de los viajes, os aseguro que una visita a sus instalaciones no os dejará indiferentes. Porque lo primero que destaca es un feo edificio que parece una cárcel desde fuera (era un antiguo convento) pero que una vez atravesada su puerta principal, te arrastra a un mundo de pequeñas maravillas y detalles. Y es que además de dormir, podemos disfrutar de su estupendo Spa y una sabrosa cocina supervisada por los propietarios, antiguos y afamados maestros asadores de Valladolid.
Si nos fijamos en la bodega, adelantaros, que aunque en estos momentos se encuentra en obras, lo poco que se ve, que se muestra, deslumbra. Porque como indica su propietario, Agustín, la bodega debe de ser la catedral del vino, algo que ya se muestra cuando uno se fija en las dimensiones de las columnas de la entrada. Realmente es algo que no se puede explicar con palabras sino que hay que visitar para creer que este lugar existe en mitad de Coreses.

Y respecto al vino, qué decir? Desde el primer momento se percibe que ese esmero, ese cariño y esa pasión que trasmiten sus instalaciones, ha sido también expresado en sus vinos. Hemos elegido el más barato de la gama (¡si el básico es bueno, haceros a la idea de cómo son sus hermanos mayores!) y el único acogido a la DO Tierra de Zamora, NOVO ROBLE.
De excelente capa de color e intensos aromas varietales propios de la elaboración a base de tempranillo perfectamente equilibrados con la madera del envejecimiento, su boca es potente, carnosa, de taninos dulces y muy sápido. Fácil de beber siempre que acompañe algún buen plato de comida, a ser posible potente.
82 puntos.

Seguro que os encanta y de ser así no podéis dejar de probar Tres Santos Selección o incluso su escondido Zorros, algo muy especial para los paladares vinícolas más exquisitos.


OPINIÓN Y CATA DE: Carlos E. López, Catador y Socio Fundador de la Asociación Grupo de Cata BACO VIVE.

La comarca de “Tierra del Vino de Zamora” se encuentra enclavada en el Sureste de la provincia de Zamora y comprende tierras pertenecientes a Zamora y a Salamanca. Está atravesada por dos vías que marcan su carácter: una fluvial, el río Duero,  y la otra, terrestre, la Vía de la Plata, el Camino de Santiago del Sur que une Mérida con Astorga.

Es una de las D.O. más recientes, desde abril de 2007, aunque esto no implica que en esta zona se venga cultivando vino desde hace mucho tiempo; de hecho, la edad media de sus viñedos tiene 61 años. La variedad tinta principal de la D.O. es la Tempranillo y con este vino se ha elaborado el que hoy catamos.
Novo está elaborado por Bodegas Viñas Zamoranas, establecida en el municipio de Coreses (Zamora), y fundada en el año 2000.

La Tempranillo de este vino procede de viñedos viejos y ha sido seleccionada de los viñedos situados en Villanueva de Campeán (Zamora). Para su elaboración el vino se ha sometido a una crianza de 8 meses en barricas de roble americano.

De la cata de Novo tinto roble 2005, realizada a 15º, destacamos:
Vista: tiene un color cereza oscuro con ribete granate con destellos rubí; su capa es media-alta y su lágrima densa con un discreto arrastre de color.
Nariz: De media intensidad, limpia, no muy expresivo, destacando los aromas de fruta roja no muy madura, toque cálido de su graduación alcohólica, y notas terrosas, de torrefactos y toffe.
Boca: Tiene una entrada ligera que se va abriendo hasta llegar a una amplitud media, su cuerpo y estructura son medios, resulta afrutado, más bien seco y especiado, con unos taninos maduros pero que se hacen notar, con una buena acidez que equilibra muy bien sus 14,5º de alcohol, y un final de persistencia media.

En resumen, nos parece un Tempranillo que se manifiesta personal, bien ajustado a la crianza a la que ha sido sometido y que sin destacar en nada, o quizás por ello, resulta ligero en el trago y sin complicaciones.
Nuestra puntuación: 7,5


OPINIÓN Y CATA DE: Ángel Layos, sumiller del Restaurante La Factoría, situado en Majadahonda (Madrid).

Aunque ya han pasado los días de descanso de Semana Santa, y la primavera revolotea sobre nuestros cuerpos, no puedo desprenderme de los recuerdos que, desde pequeño, deja en mi estos cuatro días zamoranos. ¿Qué tiene de especial la semana santa Zamorana? pues a los que la hemos vivido alguna vez no nos cabe la menor duda de que es un sitio ideal para pasar estos breves días de descanso, disfrutando de su ciudad, sus gentes, su gastronomía, su fiesta y sus ancestrales vinos que es lo que hoy nos ocupa; recuerdos que me vuelven a aflorar catando Novo Tinto Roble 2005 de Bodegas Viñas Zamoranas.

Como presentación pública nos encontramos con una botella bordelesa negra, con etiqueta blanca con el nombre del vino, NOVO, donde podemos apreciar, como información adicional, que es un tinto roble de añada 2005, sello de la D.O. Tierra del vino de Zamora y variedad 100% Tempranillo (hemos de señalar que esta bodega diferencia entre sus vinos de Tempranillo y los de Tinta de Toro), el encapsulado es negro con el nombre del vino repetido en diagonal y en la contraetiqueta apreciamos un explicativo texto.

Visualmente tenemos un vino de mucho color rojo picota que nos llama la atención ya que es un roble 2005 y sigue con muchísima carga de color.
Olfativamente nos muestra fruta negra, madura, ciruelas, y un goloso toque de moras negras algo más frescas, Láctico de mantequillas, especiado de pimientas y clavo, toques balsámicos y un sutil detalle de toffe.
Gustativamente tenemos esa fruta negra presente en nariz sobre un tono de calidez   debido a los alcoholes que envuelven la boca, buena acidez y tanino marcado en la boca con un ligero toque de verdor.

A maridar con unas tapas de chorizo y salchichón de la zona, así como con tapas elaboradas con cualquier parte del cerdo, como los morros, los callos o las cachuelas de pollo sin olvidar la presencia de los quesos Zamoranos.
Mi puntuación: 7,7.

Como dato muy curioso es la primera bodega que conozco que es GayFriendly; más información en su web.