“12 de copas“, una escapada diferente.

olvena2.jpgEn el mundo del ocio y del turismo es de agradecer propuestas cargadas de originalidad y de cierto riesgo; propuestas que intentan romper con la monotonía, que buscan ofrecer algo diferente. Si esta propuesta es fruto de la colaboración, del llamado espíritu globalizador para impulsar una comarca o región, entonces es digna del mayor de los aplausos. Una de las bodegas más representativas del Somontano y uno de los hoteles rurales con más encanto de la provincia de Huesca han diseñado de forma conjunta, para grupos de doce personas, una divertida alternativa para gozar de unas merecidas mini vacaciones.

El paquete “Doce de copas” incluye, por un precio de 150 € por persona, una estancia de dos noches en la Posada Lalola y un completo curso de cata de vinos de la mano del enólogo de Bodegas Olvena. Un plan perfecto para escapar de la rutina y el estrés diario rodeado de la mejor compañía.

A los pies del Pirineo de Huesca y de la Sierra de Guara, se extiende la Comarca de Somontano, un paraíso natural que acoge en sus tierras una de las regiones vinícolas más incipientes de España. Entre los múltiples tesoros que esconde la zona se encuentra la Posada Lalola, un pequeño hotel situado en la aldea de Buera que rezuma encanto por los cuatro costados. Cuidadosamente decorada con tonos cálidos y detalles rústicos, la posada dispone de seis habitaciones dobles, dos con cama de matrimonio y cuatro con dos camas, equipadas con todo lujo de detalles. Los “Doce de copas” podrán disponer en exclusiva de sus instalaciones, desde la terraza con vistas a la sierra hasta el acogedor salón con chimenea. La oferta incluye además el desayuno de los dos días y una cena típica aragonesa en el restaurante Lalola.

La estancia se completa con una jornada vinícola en Bodegas Olvena, situada a media hora de camino en coche, en la localidad de Barbastro, una bodega joven y familiar que se ha convertido en una de las de mayor proyección de la D.O. Somontano. El grupo podrá visitar sus modernas instalaciones, integradas en el singular paisaje pirenaico, y sus 240 hectáreas de vid. Durante el recorrido, los visitantes podrán, no sólo conocer los diferentes procesos de elaboración de los nueve vinos de Olvena, sino participar en los mismos. Seguidamente, disfrutarán de un curso de cata de tres blancos, un rosado y cuatro tintos pertenecientes a Bodegas Olvena de la mano del enólogo José Luis Ruiz. La sesión incluye un repaso teórico por los secretos de este ritual (qué es la cata, los sentidos que intervienen, los sabores y su localización en la boca, mecanismo de la cata, descorche de los vinos y Temperatura de servicio) y una evaluación sensorial. Tras la cata, se hará entrega de un diploma y de una botella de vino a cada participante.

Sin duda, una propuesta diferente para pasar un fin de semana de diversión y risas junto a tus amigos más queridos, y una original alternativa para celebraciones especiales como cumpleaños o despedidas de solteros.