¿Por qué?

El próximo sábado día 2 de Abril había convocadas, (y hago hincapié en el tiempo verbal, había) unas jornadas de acción popular que bajo el lema ¡Vamos a la Plaza!, intentaban dinamizar los Mercados tradicionales de Abastos.

La pretensión de dicha fiesta, organizada en el Mercado de San Fernando, de Lavapiés,  era acercar el barrio a su mercado de abastos a través de la participación activa en diferentes actividades que invitan al juego pero también a la reflexión acerca de la actual situación de estos espacios públicos. Desde la preservación y recuperación de los métodos tradicionales de consumo, hasta la cocina, la sostenibilidad y la conservación de estos espacios como nuestros lugares de encuentro y construcción de lo social.
Toda la jornada pretendía ser un reclamo para la conservación de nuestros mercados de barrio, en respuesta a esos procesos transformadores y de rápido crecimiento, opuestos a un modelo sostenible de vida y de socialización con nuestro entorno.
En 2003 se puso en marcha el Plan Municipal de Innovación y Transformación de los Mercados de Madrid, dentro de su “estrategia de apoyo al comercio de proximidad”, y lo cierto es que este plan junto a la Nueva Ordenanza de Mercados Municipales de Diciembre de 2010, se ha traducido en casos como el Mercado de San Miguel, con claros ejemplos de “acoso comercial” y la reciente reapertura del Mercado de San Antón, con una mediana superficie en pleno funcionamiento, pero sin tenderos en el edificio.

* Quién estaba detrás de dicho evento informativo-festivo?

SlowFood Madrid, Arquitectos Sin Fronteras, Autoconstrucción, Plataforma Mercados de Abastos y la Sociedad Gastronómica, son los diferentes grupos que preparaban este encuentro donde se pretendía participar en un taller en directo sobre cocina con “especies de peces olvidadas”, asistir a una mesa redonda sobre mercados de abastos y modelos sostenibles de consumo, conocer las recetas de los tenderos, y otras actividades que invitaran a la participación de las personas como por ejemplo un videomatón, donde pudieras dejar tu mensaje de lo que más te gusta de estos espacios.

* Quienes son la Plataforma Mercados de Abastos?

Son un grupo de personas con una clara inquietud por los mercados de abastos en su más puro concepto, que pretende analizar sus posibles áreas de estudio como: el espacio y la arquitectura, las relaciones humanas y la construcción de tejido social, la conservación de los espacios públicos, la defensa del pequeño comercio, su historia como plazas y la demanda patrimonial, entre otros. Pretendemos entender desde dentro, el pasado, el presente y el futuro de los Mercados de Abastos y su relación con la ciudad y las personas que habitan en ella.

*** Mientras terminaba de redactar esta noticia, me llega carta de Juan Bureo, Presidente Convivium Slow Food Madrid con el título MALAS NOTICIAS.
Para que no haya lugar a la confusión reproduzco literalmente y en su totalidad:

“Queridos amigos:
El lobby de los grandes almacenes de distribución de alimentos, en connivencia con las autoridades municipales, parece que “no ven bien” que se haga una actividad en los mercados, justamente para reivindicarlos como tales y no como lugares de copas u objeto de especulación, en época preelectoral (seguramente no lo ven bien en ninguna época), de forma que han prohibido nuestra actividad del próximo día 2 de abril en el Mercado de San Fernando.

En realidad, el asunto no tiene nada que ver con la parte que correspondería a Slow Food en la actividad, sino más bien con los documentales y la información que presentarían la Plataforma de Defensa de los Mercados de Abastos, Arquitectos sin Fronteras… (muy críticos, aunque también lo es Slow Food, por el abandono y la especulación que se ha desatado en torno a mercados emblemáticos de barrio). Parece ser que nuestra Slow Food Jam Session, para la que teníamos ya preparados una pequeña exposición sobre Pesca Sostenible, dos documentales, y el trabajo del pescado y de la cocina repartidos, sí se puede hacer, pero no ese sábado, y que, además, hay otros dos mercados interesados en el tema”.

La carta habla de la Slow Food Jam Session, una actividad, suma de actividades, que era parte de la aportación que Slow Food Madrid hacía a esta jornada, y que entre otras propuestas, había una Cocina en Directo con especies de pescados olvidadas y un Taller de Pesca sostenible y degustación.

Así se las gastan los poderes económicos y políticos de nuestro país; en este caso de la capital de España.
¡Que cada uno interprete el rumbo que nos quieren marcar!